Pero antes hablemos de los desodorantes convencionales

Es uno de los cosméticos con los que más vueltas he dado para encontrar algo que me que gustase de verdad, pero las axilas son un punto muy sensible en nuestra salud y la búsqueda ha merecido y sigue mereciendo la pena. Los cosméticos penetran en nuestro cuerpo a través de los poros y los folículos pilosos y si tienen una sustancia grasa, también a través de ella.

Una de las pruebas que te hacen cuando te detectan cáncer de mama es la prueba de los ganglios centinela. Te inyectan una sustancia en la zona del tumor y al día siguiente en la operación si dicha sustancia ha llegado a los ganglios linfáticos centinela se presume que el cáncer ha podido diseminarse. Las axilas son una de las zonas del cuerpo plagadas de ganglios, moraleja: cuida con mucho mimo lo que te aplicas en esta zona.

Teniendo en cuenta que los desodorantes convencionales están cargados de sustancias de las que se sospecha que son nocivas, como el triclosán, los parabenes, los perfumes sintéticos y el aluminio entre otros, no ha sido una opción dejar de buscar el desodorante natural perfecto.

He probado muchos, muchísimos y algunos de ellos no funcionaban porque no paraban la sudación , es decir, no eran antitranspirantes, otros porque no eran eficaces con el olor. Esta búsqueda del desodorante natural perfecto tiene una parte de renuncia y esa fue la de no sudar,  porque sudar es bueno. Es una de las formas de eliminación del cuerpo, por algo a la piel se le llama el tercer riñón. Así que la opción era no tapar los poros y sudar, pero eso si, sin oler mal. Una vez asumido esto me he centrado en la eficacia para evitar el mal olor.


Si prefieres comprarlo, estos me funcionaron

No te voy a hablar de los que no funcionaron, te ahorro el viaje. No creo que haya un desodorante natural universal, quiero decir perfecto para todo el mundo,  los que a me han funcionado han sido estos (en cada uno de ellos de dejo un enlace de donde comprarlos):

Desodorante Esperanza: son unos polvitos que mezclas con un poco de agua y te lo aplicas. Son muy efectivos y duran un montón. Han pasado la prueba de eficacia con la hija de 17 años de una amiga, Mercedes y está encantada con ellos. Su precio es sobre los 15,50 €

Welleda: es un spray los hay de diferentes olores, de rosa, salvia, cítrico y su precio oscila entre los casi 12 y los 13 €.

Dr. Hauskcha: he probado el de rosas, este es un poco más caro, casi 17 €

Por último y no menos importante, lo he estado utilizando hasta ahora, es el de Schmidt’s. He probado dos de dos tipos, el de lavanda y salvia y el de rosas y vainilla. Me gustan los dos. Su precio oscila entre los 6€ del tamaño pequeño a los 11€ el grande. El pequeño me ha durado en torno a un mes.

Si te parecen caros comparados con los desodorantes que tienes en el súper o en las perfumerías, tienes razón, son más caros. Ahora si, tus axilas y tu salud valen mucho más.

Y si eres aficionada al hazlo tu mismo aquí te dejo una receta de un desodorante que es muy similar al de Schmidt´s.

Fórmula desodorante casero que funciona:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas soperas de aceite de coco.
  • 3 cucharadas soperas de bicarbonato sódico (sin aluminio por favor).
  • 3 cucharadas soperas de manteca de cacao (también puede ser manteca de Karité).
  • 2 cucharadas soperas de harina de arrurruz o almidón de maíz (ecológico).
  • 10 gotas de aceites esenciales (opcional) como salvia, manzanilla, palmarrosa, geranio, lavanda, cedro. Puedes mezclarlos a tu gusto.
  • 5 gotas de vitamina E (opcional).

 

Ingredientes

ingredientesw

 Instrucciones:

Calienta al baño maría el aceite decoco y la manteca de cacao. Sólo hasta que se derrita, no dejes que se caliente mucho. ¿Cuánto es mucho? Si metes un dedo y te quemas, eso es mucho…

  1. Añade el bicarbonato hasta que se disuelva.
  2. Añade el arrurruz o almidón de maíz hasta que esté bien incorporado.
  3. Añade los aceites esenciales y la vitamina E (opcional).
  4. Mete en un tarro o en un molde de silicona y deja enfriar. Si lo metes en la nevera tardará en torno a una hora.
  5. A la hora de aplicarlo tienes dos opciones:

Si lo has hecho en un molde de silicona tendrás una barrita y  puedes aplicarlo directamente en la axila.

Si lo has metido en un tarro, coge la cantidad similar al tamaño de un guisante por axila y aplícatelo con la mano.

¡Ay! si es que me parece que leo tus pensamientos. Ahora estás preguntándote si mancha, como tiene grasas… pues no, el almidón o arrurruz absorben la grasa y elimina esta posibilidad y este si que deja hidratadas las axilas.

Otra versión muy sencilla es la que propone la Doctora Odile Fernández en su blog: mezcla a partes iguales crema hidratante natural y bicarbonato.

Por favor, no te desanimes si el primero que pruebas no te gusta. ¿Acaso el primer desodorante convencional que probaste fue tu favorito? Y si conoces otros desodorantes naturales que te gustan, cuéntamelo.

¡Y ya sabes si te ha sido útil esta información, compártela! Gracias por estar ahí, leyendo detrás de esa pantalla. No te olvides que los consumidores tenemos el poder de transformar este mundo en algo mejor a través de nuestras elecciones.

P.D. Si te apetece que trate algún tema en particular o tienes alguna duda, pide, pregunta, estoy encantada de responder.

Artículos Relacionados

Deja un comentario