Este queso esta buenísimo tiene una consistencia de tipo Philadelphia y puedes utilizarlo para rellenar endivias, tomar con palitos de zanahoria, apio o para mezclar con unos espagueti de calabacín.

Además es una receta “base” a la que puedes añadir especias como eneldo, pimienta, finas hierbas, cebollino fresco, tomate seco hidratado, o tomarlo así sin más que esta para chuparse los dedos.

tabla blanca

Los quesos veganos ofrecen tantas posibilidades, se pueden hacer hasta quesos curados, mozzarela, natas, quesos frescos tipo Burgos,  ya te iré contando. Para empezar esta sería una receta como de “fondo de armario” que puedes tunear como te he contado líneas más arriba con lo que más te guste.

¿Por qué lácteos veganos?

Desde que somos pequeños nos han inculcado que la leche el buena y es verdad, para los lactantes, pero hay estudios que han relacionado su consumo con el cáncer de próstata, ovario, pulmones…. Además parece que en torno a la mitad de la población española es intolerante a la lactosa (el azúcar de la leche). Al unos de los síntomas de esta intolerancia son: fatiga, nerviosismo, alteraciones de concentración, trastornos del sueño, flatulencias, dolores en las extremidades. Aunque al consumo de leches fermentadas si se le ha relacionado con la protección frente al cáncer de colon, también podemos fermentar leches vegetales y hacer yogures u otros fermentos no lácteos como el chucrut. La doctora Odile Fernández recomienda que si optas por consumir lácteos ocasionalmente los elijas de cabra o de oveja, cuyas proteínas son más similares a la leche materna y de ganadería ecológica.

¿Qué pasa con el calcio?

Pues que lo puedes sacar de las las hojas verdes, el brócoli, la semillas de sésamo, cualquier tipo de col y además según parece este calcio es mucho más asimilable que el de la leche.

Vamos ya con la receta, los ingredientes son:

  • 250 gr de anacardos crudos activados.
  • 2 cucharadas soperas de levadura nutricional (pídela así en el herbolario o tienda de dietética, ojo NO es levadura de cerveza, no es amarga y está deliciosa).
  • El zumo de un limón.
  • Media cucharadita de sal.

IMG_4920

Instrucciones:

  1. Remoja en agua los anacardos durante la noche o como mínimo durante 2 horas. Cuantas más horas a remojo más cremoso estará.
  2. Escurre (descarta este agua) y aclara los anacardos.
  3. Ponlos en la batidora o procesador de alimentos junto con el resto de ingredientes y bate hasta que esté cremoso. Puedes tardar desde 30 segundos, si tienes una Vitamix, hasta 5 minutos si tienes una batidora de mano.
  4. Si se ha quedado una consistencia tan espesa que te resulta complicado batir puedes añadir una cucharada de agua. Más si es necesario.IMG_4928

¡Y a disfrutar! Ten en cuenta que si lo metes en la nevera unas dos horas tendrá una consistencia más sólida.

Para conseguir anacardos a precio razonable puedes ir a tiendas de venta en grandes cantidades como Sucesores de Ignacio López.

Ya sabes, comparte si te ha sido útil la información, gracias.

Artículos Relacionados

Deja un comentario