No es necesario incluir nata, leche, quesitos o patata en tu crema de verduras para que sea perfecta tanto de textura como de sabor. La receta “llave”que te presento aquí es un básico que a mi me gusta tomar varias veces a la semana, en las cenas

Rica y sana y fácil

Sólo lleva puerro o cebolla y la verdura que elijas. El porcentaje es importante y es el siguiente:

25% de puerros o cebolla

75% verduras

FullSizeRenderportada

Para cocinarla hay dos variantes:

Primera:

Poner agua al fuego cuando comience a hervir añade el puerro y la verdura por 15 minutos y luego tritura. El agua debe cubrir justo las verduras.

4627

Añade al final un pelín de aceite. Esta forma funciona especialmente bien con calabaza o calabacín.

 4620

Segunda

Pon a pochar con poco aceite el puerro o la cebolla por 15 minutos añade después la verdura y después el agua, que casi ni cubra las verduras y deja cocer por 5 minutos. Después tritura y añade más agua para ajustar a la textura deseada. Este tipo de cocción va genial con espárragos, guisantes, con shiitake o champiñón.

Añade la sal al final, a mí me gusta añadir un pedacito de alga Kombu del tamaño de una nuez.

4628

El truco para que esté sabrosa es añadir poca agua, con esto te ahorras la patata y en gran parte la sal.

Y esta es la que he hecho hoy:

100 gramos de puerro y 400 gramos de calabaza, por encima germinados de brócoli.

También le puedes poner por encima un poco de levadura nutricional y le da un toque de queso parmesano.

Prueba a hacer la tuya y cuéntame! y ya sabes comparte este contenido si te ha gustado.

4630

Artículos Relacionados

Deja un comentario